El Milagro de Empel: así llegó la Inmaculada Concepción a erigirse en patrona de España y de la Infanteria.

La devoción a la Inmaculada Concepción se remonta en España a la época de los visigodos.Las órdenes militares fundadas en España durante la Reconquista (Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, entre otras) incorporaban a sus votos la defensa de este dogma, que reconoce que la Virgen María fue concebida sin pecado original. Los Reyes de España también hicieron suya esa defensa, hasta tal punto que hablar de la Inmaculada Concepción acabó convirtiéndose en hablar sobre la causa española por excelencia en el seno de la Iglesia Católica.

La iconoclastia calvinista y la Guerra de Flandes

A mediados del siglo XVI, los protestantes calvinistas emprendieron la llamada “Beeldenstorm” o “Tormenta de imágenes” en el territorio de la actual Holanda, destruyendo numerosas imágenes e iconos religiosos. Muchas obras de arte sacro acabaron destruidas como consecuencia de esa ola de fanatismo. Otras fueron salvadas por los católicos de Flandes escondiéndolas en los lugares más variados. En 1568 estalló en Flandes una rebelión contra la Monarquía Hispánica, rebelión que hoy recordamos como la Guerra de Flandes. Aquella contienda enfrentó a los habitantes de los Países Bajos españoles: los pobladores de lo que es hoy Bélgica y Luxemburgo, de mayoría católica, se mantuvieron leales al Rey Felipe II, mientras los habitantes de la actual Holanda, de mayoría calvinista, se unieron a los rebeldes. Fue una guerra muy larga: duró nada menos que 80 años, y en ella los españoles se vieron en situaciones tan desesperadas como la que afrontaron en la noche del 7 al 8 de diciembre de 1585 en una aldea holandesa situada a orillas del río Mosa: Empel.

Continuar leyendo:

http://www.outono.net/elentir/2018/12/08/el-milagro-de-empel-asi-llego-la-inmaculada-concepcion-a-erigirse-en-patrona-de-espana/

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.