Ros de Olano General

El general Ros Olano nació en Caracas el 9 de noviembre de 1808 y murió el 21 de noviembre de 1808 en Madrid. Era hijo de un militar catalán que se encontraba destinado en Hispanoamérica cuando aún no se había producido el proceso descolonizador. En 1811 Venezuela proclamó su independencia, lo que obligó a la familia Ros de Olano a dejar aquellas tierras e instalarse en el domicilio paterno, una finca del Bajo Ampurdán llamada Las Olivas. Siendo todavía un niño recibe el duro golpe de la muerte de sus padres. Inicia su educación en Barcelona donde comienza a mostrar interés por la literatura. A los 17 años se traslada a Madrid para recibir educación militar.

 

Escritor, político y militar Antonio Ros de Olano es uno de esos personajes irrepetibles a los que la historia ha sumido, tal vez de forma injusta, en un segundo plano. Su figura está ligada a los momentos de mayor esplendor militar y literario de la España del siglo XIX, tanto por su participación en la Primera Guerra Carlista y en la Guerra de Marruecos, en la que tuvo un papel decisivo, como por su contribución al esplendor literario del movimiento romántico.Durante su carrera política fue Ministro de Comercio, Instrucción y Obras Públicas, diputado por Málaga, Murcia y Gerona y senador vitalicio desde 1877. Además, ocupó el cargo de Jefe Superior Político de Murcia y fue uno de los fundadores de la Unión Liberal.

 

Asimismo, Ros de Olano fue uno de los militares más distinguidos del siglo XIX. Participó en la Guerra de Marruecos de 1859-60 al mando del Tercer Cuerpo; también tomó parte en la Primera Guerra Carlista y en las Revoluciones de 1854, 1856 y 1868 (tras la que se produjo el destronamiento de Isabel II). Su valor en el campo de batalla fue recompensado por la Reina Isabel II, de quien recibió los títulos de Conde de la Almina, Marqués de Guad-al-Jelú y Vizconde de Ros.

La historia de Antonio Ros de Olano también está vinculada a la provincia de Murcia. La casa solariega del Vizconde, conocida en Balsita como “El Castillo de Ros” por su torreón almenado, permanece como un recuerdo perpetuo de la presencia de aquel hombre tan importante.La vida del Primer Vizconde de Ros también está plegada de anécdotas. Una de ella es que su primer apellido ha dado nombre al gorro militar inventado por el propio General y que fue empleado durante unos ochenta años por el ejército español y hoy día forma parte de la uniformidad de gala de unidades de nuestro ejército. De este modo, la palabra Ros aparece en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Como escritor cultivó la prosa y el verso, fue el soldado poeta del romanticismo. Publicó sonetos, comedias, poesías, hazañas militares, cuentos, etc. Menéndez Pelayo consideró a Antonio Ros de Olano como precursor de los simbolistas y de los decadentistas. En su obra se aprecian vínculos con las de Quevedo, Valle Inclán, Edgar Allan Poe y Hoffman al crear una literatura dolorosa, en la que todas las sensaciones se agudizan. Destacamos su soneto a Napoleón y el dedicado a  Un soldado. Su gran amigo, José de Espronceda, le dedicó la obra El diablo mundo.   

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.