Francisco Martín Arrué

El general Martín Arrué  nació en Burgos en 1850 y murió en Madrid en 1915. Ingresó en 1866 en el Colegio de Infantería de Toledo. Ya siendo alumno del mismo destacó por su aplicación e inteligencia, lo que llevó a ser inscrita en su incipiente hoja de servicios una anotación por “la constante aplicación y ejemplar conducta”.

En 1869 alcanzado el grado de subteniente de infantería se incorporó al servicio en el arma. En1870, en pleno periodo revolucionario, segunda guerra carlista, participó primero con el regimiento de cazadores de Reus en las campañas de Burgos y de Álava y posteriormente en el frente de Aragón. En 1874, por las acciones meritorias llevadas a cabo en  Monasterio de la Sierra, alcanzó el grado de teniente y durante los  hechos ocurridos en Salvacañete fue promovido a Capitán. Entre las dos Campañas fue profesor en la Academia de Infantería de Castilla la Vieja, y en 1881 fue ascendido al grado de comandante en recompensa a su “labor de profesorado”. Sus trabajos históricos le llevaron al  a determinarle el empleo honorífico de teniente coronel en 1879.

Destinado en Madrid en la Dirección de Instrucción Militar desarrolló una magnífica labor, en 1901 siendo Coronel jefe del Negociado  y  de la Biblioteca del Ministerio de la Guerra formó parte como vocal en la comisión que redactó: Preceptos generales de disciplina y subordinación para el Ejército, Reglamento de honores militares, tratamientos y actos de cortesía y Reglamento del servicio de guarnición. Su prestigio como militar y profesor fue muy considerado en su época, asimismo alcanzó renombre como escritor especializado en Ciencias Político-Militares así como en Historia, destacando como filosofo y sociólogo. Ingresó en la Real Academia de la historia el año de su fallecimiento, en 1915. Acabó su vida militar con el grado de general de división.

Sus conocimientos de la filosofía y de la sociología de la guerra le permitieron tratar los hechos de guerra explicando el sentido de los mismos, deduciendo las reflexiones positivas que se obtienen de ellos. Su formación geográfica  le lleva a situar los marcos  geofísicos donde se desarrollan los acontecimientos como algo vivo y operante que influyen en los elementos de la acción como son el ambiente, el hombre y los medios empleados en la contienda, nuestro autor no se limita, por lo tanto, solo al estudio del hecho bélico, sino que intenta bucear en cuanto lo rodea  y resolver sus incógnitas, en realidad es un tratadista militar en toda la extensión del término, busca en el enfrentamiento estudiado sus posibilidades didácticas y las lecciones militares que aporta éste.

Su actividad como publicista  es también importante, fue impulsor y redactor de la revista Ejército Español donde trató especialmente el tema: Ciencia y Regeneración Militar. Formó parte de los fundadores de la Revista técnica de infantería y caballería  y colaboró entre otras en los Anales del Ejército y la Armada y en la revista de infantería.

En  la labor didáctica destacó con su trabajo que sirvió de texto en la Academia General Militar (1ª época) titulado Curso de Historia Militar, igualmente un breve compendio fue empleado en la Academia de suboficiales de Zamora. Sobresalió como orador, su palabra invadió con soltura los salones de actos del Centro Cultural del Ejército y de la Armada de Madrid y de Barcelona y también lo hizo en el Ateneo de Madrid, En el primero de estos centros dirigió tres  cursos de historia militar contemporánea, de entre todos ellos destaca el llevado a cabo sobre la Guerra de África de 1859 -1860 basado en documentos oficiales inéditos.

Desde el punto de vista militar sus obras más importantes son:

Historia del Alcazar de Toledo, (En colaboración con E. Olavarria)

Curso de Historia Militar. Publicado en 1887

Campañas de Pedro Navarro. Publicado en 1880 Guerra de Crimea de 1853-1856,. Publicado en 1881

Guerra de Italia de 1859 publicada en 1882

Guerra de Marruecos 1859-1860 publicada después de su muerte 1916

 

P. Ramirez Verdún Cor infª DEM

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.