Antonio de Sangenís y Torres Sargento Mayor de Brigada (Coronel de Ingenieros)

Nacido de familia noble en Albelda,(Huesca), 12 de julio de 1767, comenzó su carrera militar como subteniente de infantería en 1774. En julio de 1783 se graduó en la Real Academia Militar de Matemáticas de Barcelona, tras lo cual recibió en 1790 el título de ayudante de ingeniero.

 

Carlos III le concedió en 1774 la charretera de subteniente de Infantería, al  ingresó en el Real Cuerpo de Ingenieros era  teniente del regimiento del Príncipe. En 1792 y 1793 acondicionó para la defensa todos los fortines y baterías de la cornisa cantábrica, desde Castro Urdiales a Vivero. En 1794 marchó al ejército de operaciones del Rosellón como ingeniero extraordinario, y allí fue ascendido a capitán. En 1804 pasó a la Real Academia de Ingenieros en Alcalá de Henares; en 1805 ascendió a sargento mayor de brigada o segundo teniente coronel de Ingenieros

 

Los sucesos del 2 de Mayo de 1808 y el temor imperante en Madrid por la barbarie de Murat motivaron la dispersión de profesores y alumnos de la Academia. Sangenís se refugió en Zaragoza y tomó parte en los dos Sitios de la ciudad, siendo el organizador de las tropas de Ingenieros de la plaza y el director de las obras de defensa. En la jornada del 4 de agosto de1808 tomó el mando del puesto de mayor peligro que era la puerta y batería de Santa Engracia.

El 12 de enero de 1809, mientras observaba los trabajos enemigos desde la batería alta de Palafox o del molino del aceite, junto a las tapias de Santa Mónica, un balazo de cañón acabó con su heroica vida, resumida con su propia frase: «Que no se me llame nunca si se trata de capitular, porque jamás seré de opinión de que no podemos defendernos.» La ciudad que lo vio combatir dio su nombre a una calle situada en el barrio Delicias

Su valerosa actuación fue premiada por Palafox con el empleo de coronel y con el escudo de distinguido defensor de la Patria fue uno de los más heroicos defensores de Zaragoza, que dio su nombre al cuartel de Pontoneros. Su  retrato se custodia en la Sala de Banderas de la Academia de Ingenieros.

De su obra destacamos:

 Tratado analítico de las secciones cónicas;

Cantidades radicales y otras teorías del Álgebra

Empujes de tierras y de arcos

Tratado de fortificación de campaña

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.